Trucos para no morir de frío en invierno

    Aunque tarde, las bajas temperaturas del invierno ya han llegado. Llueve, nieva, hiela... sobre todo a las horas intempestivas que nos gusta a los ciclistas perdernos por nuestras rutas favoritas. 

    Domingo. 7 a.m. Estás en tu cama calentito, con las manos dentro del pantalón del pijama; miras por la ventana y sólo ves FRÍO y oscuridad. 

    ¡No desperdicies el día de bici por comodidad! Porque los días que parecen los más duros al final son los mejores, ¿a que sí?

    Somos expertos en Fat Bike, por lo tanto, expertos a las rutas en circunstancias duras: nieve, barro... Y tenemos unos trucos para que no mueras de frío en invierno sobre tu bici y aproveches bien la ruta:

     

    Elige la ropa adecuada_ Olvídate de las mil capas de ropa gruesa, usa tejidos térmicos especiales para ejercicios aeróbicos al aire libre. Por ejemplo: camiseta térmica bien pegada + maillot técnico (para la humedad) + chaqueta fina resistente a la entrada de aire y transpirable + chubasquero transpirable (por si acaso) + culotte largo de buen material (sobre todo por delante, que es donde el frío castigará más a nuestras piernas) y de la talla adecuada para que la circulación haga su labor y regule nuestra temperatura... ¡no querrás quedarte sin pies! + unos buenos guantes, calcetines técnicos, gorro bajo el casco y unas buenas gafas también ayudarán. Síiiiii, tendrás que levantarte mil horas antes de salir para preparte XD, pero irás calentito y, lo más importante, ÁGIL y LIGERO.

    La sensación térmica_ A tenerla en cuenta, porque ¿sabías que a 4ºC rodando a 35Km/h te parecerán -7ºC? Un truco: si la talla de tus zapatillas te lo permite, pon papel de periódico en la puntera y empeine encima de los calcetines, es mano de santo para evitar el frío.

    Nota: incluye algo reflectante en tu atuendo, sobre todo los días de menos visibilidad. Será una seguridad extra. 

    ¡De incógnito! Sólo te conocerán por tu bici XD

    Cambia las horas de salida_ Intenta hacerlo, si puedes, a horas en las que el sol pueda ayudar un poco a calentarte. Medio día, primera hora de la tarde...

    Cuidado con la hipotermia_ Cansancio, viento, frío, humedad... Lo mejor para evitarla es seguir rodando buscando tener el viento a nuestra espalda. Y una vez en casa, una ducha caliente y ropa seca obrarán el milagro.

    ¡No bebas frío!_ Usa mochilas de hidratación y llévalas bajo la chaqueta. Porque, de otra forma, el líquido expuesto al frío estará demasiado frío y, al ingerirlo, puede provocar una disminución de nuestra temperatura interna, dolores de estómago o una interesante e inesperada diarrea.

     

    ¿Conoces algún truqui más? Cuéntanoslo en los comentarios, ¡ayudarás a muchos!

     

     

    Fuente: El Mundo, Ciclistas MTB y TodoMountainBike

     

    Escribir comentario

    Comentarios: 0